Conoces a las personas dañinas?

Te ha sucedido que después de estar con determinada persona por un tiempo te das cuenta que  has permitido que te deprima, que te quite tu individualidad y hasta te sientes falto o falta de energía.  Si te ha sucedido a ti, es que has topado con un vampiro o  vampiresa emocional.

En muchas ocasiones se utiliza el autoengaño para permanecer con una persona de esta categoría, mientras se le permite que poco a poco vaya nutriéndose de tus emociones, energía y necesidades.  Una vez que te haya escurrido totalmente, te dejará y correrá en busca de otra presa fresca.

El vampiro o vampiresa emocional se da cuenta de tu necesidad,  pareciera que tuviesen un sexto sentido para encontrar debilidades.  Cuando se tienen vacíos o carencias, la persona proyecta estas necesidades y el vampiro o vampiresa las capta demasiado bien y logra meterse en tu espacio, como amigo, amante, o lo que sea, con tal de que termines dependiendo completamente de él, ella.

Los vampiros y las vampiresas se pueden catalogar en varios tipos.  Ejemplos

Narcisista: Se cree el centro del universo, todo gira en torno a él, ella  espera que las demás personas le admiren, se siente superior, no aceptan los fracasos ni las críticas.

Histrionismo: Busca llamar la atención, muy teatral en sus expresiones, pueden exagerar problemas físicos para llamar la atención, son de emociones exageradas, seductores y seductoras. Exagerando problemas físicos  absorben  nuestra necesidad de ser amables y de ayudar.

Pesimismo: Todo lo ve negro, busca dar lástima Si eres una persona optimista se va a nutrir de esa emoción tuya positiva para estar bien é, ella l y tú te quedas mal.

Negativista: Parecido/a al pesimista pero se caracteriza porque siempre te va a llevar la contraria, si tienes un sueño, un objetivo, si expresas tu opinión, siempre te llevará  la contraria

Falsedad (el lobo/a vestido/a de cordero): Personas que le caen bien a todo el mundo, con una cara amable, pero a las espaldas te despellejan, mediante mentiras te manipulan, son muy mentirosos/as pero siempre con buena cara.

Estos tipos de personas dañinas es necesario diferenciarlas del antisocial.

Antisocial: claro que es dañino o dañina,  va en contra de las normas, de la sociedad, pero no se molesta en usar el chantaje emocional, hace daño directamente. A los anteriores sí les preocupa lo que piensen  las demás personas porque les interesa quedar bien, pero al/la antisocial le da igual lo que piensen los y las demás  por lo tanto, cuando le veas venir, es mejor que empieces a caminar para que no te afecte emocional y físicamente.

Histrionismo, narcisismo, pesimismo, negativismo y la falsedad tienen en común que usan la técnica del chantaje emocional (Es posible que todas las personas en  algún momento hayan utilizado el  chantaje emocional, por ejemplo:   cuando  se utiliza  la expresión: si me quisieras no harías esto) pero en estas personas el chantaje emocional es la forma habitual de comportarse.

Es una forma de manipulación para que las otras personas hagan  lo que quiere la persona dañina, el chantaje emocional usa las emociones, los sentimientos negativos que se tienen  (por ejemplo,  el sentimiento de culpa) o las necesidades (por ejemplo: necesidad sentirse valorado  valorada)  De esta forma manipulando los sentimientos y las  emociones negativas de algunas personas  y sus  necesidades  logran sus propósitos las personas dañinas

Cómo combatir los chantajes emocionales:

Identificarlo: Si te sientes culpable por negar algo a alguien o te incomoda tener que dar una determinada respuesta, o simplemente te  hace sentir mal, hazte esta pregunta: ¿Estaré sufriendo un chantaje emocional?

Estas colocando una barrera emocional para que no te afecte: No has de permitir que te haga sentir mal, es la otra persona quien tiene el problema no tú, repítete mentalmente esta frase cuando estés ante una persona que usa el chantaje emocional (Es el/ella  quien tiene el problema no yo), de esta forma te quitas la responsabilidad y el sentimiento de culpa asociado, que es lo que el/la  chantajista quiere conseguir que te sientas culpable y  responsable para que te quedes ahí.

Enfado táctico:  Es provocar un enfado que no tiene fundamento o es desmesurado con la situación para salirse con la suya, para hacerte quedar mal delante de las demás persona y así obligarte a hacer algo. Ante un enfado táctico da igual lo que digas, porque todo será utilizado en tu contra, así que lo mejor es abandonar la conversación, aunque el o ella continúe insistiendo, tu mejor dile.   “Mira en este momento tu no eres mi mejor amigo o amiga, así que no te voy a poner atención.  Cuando te sientas mejor hablamos sobre el asunto, por ahora; y con tu permiso, voy a retirarme”. También puedes hacer como si no le oyeras y cambiar de tema a algo totalmente diferente.  También le puedes ignorar y en el último caso, abandona la conversación, retírate lo más pronto  y lejos posible.  Lo importante es no entrar en su juego, que se quede él o ella  solo con su enfado (El problema lo tiene él/ella  no yo), repitiéndote  esta frase no te sentirás tan mal.

Las personas tóxicas están al acecho de su victima, el saber de su existencia, mantener un buen nivel de autoestima y saber actuar ante el chantaje emocional hace que tengas menos probabilidades de caer en sus redes.

Bibliografía

  • Stamateas, B (1960) Gente Tóxica. Argentina. Editorial Vergara


Deja un comentario