La Pareja y la Resolución de Conflictos: Recomendaciones

En la mayoría de los casos; y cuando ciertas parejas cree que ya han hecho de todo y no han conseguido resolver sus conflictos, salen a relucir un sinfín de preguntas, entre las cuales podrían estar las siguientes.

  •          ¿Será que ya no me ama?
  •          ¿Qué sería lo que le hice?
  •          ¿Que pasa si le prometo que cambiaré?
  •          ¿Me aceptará de nuevo?
  •          ¿Tendrá alguien más?
  •          ¿Será que tendré que humillarme?
  •          ¿Cómo hago para pedirle perdón?
  •          ¿Cómo hago para que me perdone?
  •          ¿Ahora, cómo hago para vivir sin él, ella?
  •          ¿Por qué tengo que cambiar yo, que cambie él/ella?
  •          ¿Por qué lo hice?
  •          ¿Será que quiere el divorcio?

pareja

Para que las parejas logren resolver sus conflictos es preciso desarrollar la intimidad y la validación. Intimidad supone abrirse y contar cosas que, en otras circunstancias, podrían usarse en contra de alguna de las partes, derecho a la comprobación de algún hecho por parte del otro. Validación por otro lado, sugiere: Respeto, (comprensión, aceptación del otro, otra entre muchísimos otros)

¿Será cierto que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus? Muchos son los argumentos que han surgido cuando de relaciones de género se habla, incluso hay quienes aseguran que es mejor evitar el tema de la misma manera como sucede con la política y la religión; de todos modos algunos dirán que es innecesario desgastarse ya que los hombres y mujeres provienen de mundos diferentes. Pero, ¿será realmente imposible que hombres y mujeres logren construir relaciones basadas en la comprensión? ¿Usted qué piensa?

Personalmente lo veo demasiado posible pues al fin y al cabo venimos del mismo mundo y en el Consultorio de Psicología se ha logrado.

El pequeño gran detalle es que, según algunos autores y autoras el cerebro de la mujer funciona diferente al cerebro del hombre. Otro detalle es que tanto al hombre como a la mujer se les ha educado como si provinieran de diferentes planetas. Aún si se tomara en cuenta la diferencia en los cerebros y la educación como escusa o obstáculo, lo importante aquí sería que tanto cada una de las partes de la pareja se encuentra en la disposición y desea reparar la relación.

Para seguir comentándoles sobre lo de que las mujeres somos de Venus y los hombres de Marte. El científico español Francisco J. Rubia, que publicara en el año 2007 “El sexo del cerebro”, aseguró en esa obra, la cual fue editada en “Temas de Hoy” que existe un cerebro femenino y un cerebro masculino con una configuración diferente “que determina las capacidades, las conductas y las características de cada sexo” y explica cómo es el sistema nervioso de los dos sexos, sus diferencias y cómo se traducen estas en el terreno de lo práctico.

Mientras estudiaba en Boston, escuche en varias ocasiones al profesor de anatomía mencionara que los hombres tenían una cajita en el cerebro. La cual el profesor le llamaba “the nothing box”, donde supuestamente algunos hombres tienen la habilidad de aislarse para mantener su mente en blanco cuando están ansiosos, estresados, enojados, entre otros. Decía también que las mujeres no teníamos una de estas cajitas; que más bien lo que tenemos es un grupo de muchísimos cables todos entremezclándose haciendo chispas (sinapsis). Será por eso que se dice que las mujeres pueden hacer más de dos cosas a las vez, y que el hombre casi siempre sólo una, o dos.

Con lo anterior, me he dado a la investigación sobre que tan cierto es, y cual grande es diferencia del hombre y la mujer a la hora de interpretar emociones y gestos, además de tomar la frase “the nothing box” para explicar la diferencia de los cerebros.

Algunas mujeres podrían indagarse: ¿porqué será que cuando ves o crees ver que tu pareja está enojado, o pensativo; y le preguntas ¿que te pasa o en que piensas? Casi siempre te contesta: “nada”. Mas bien el te pregunta ¿porque estas pensando que estoy enojado o pensativo?, ni siquiera estoy pensando en nada, estoy descansado. Luego tu le vuelves a preguntar lo mismo unas 3 veces mas, haciendo que ahora, él si se enoje de verdad.

Algunos hombres también podrían preguntarse. ¿Por qué será que le es tan difícil que me crea que no me pasa nada, que es la gana de estarme molestando y cuestionando tanto, si ella preguntó y yo le conteste. Que molesto, mejor salgo un rato a distraerme?

Ven que fácil podrían empezar los conflictos. Siguiendo con el tema de la diferencia en los cerebros, en una investigación, elaborada por la doctora Louann Brizendine, neuropsiquiatra y autora de “The Male Brain (2010) y The Female Brain (2006) resalta que ambos cerebros tienen sus diferencias desde el nacimiento, la infancia, la adolescencia y la adultez, pero que al final ambos comienzan asemejarse con declinar de las hormonas que producen la vejez

La autora menciona; traducido al español: “se trata de uno de los campos más atractivos de la ciencia: saber cómo funciona esa masa de neuronas que llamamos cerebro. Por qué misteriosa razón no sólo maneja todos los aspectos de nuestras vidas, sino que también puede expresarse de maneras tan distintas como lo hace en hombres y mujeres. Porque en los últimos años, con las mejores tecnologías para estudiar este órgano, la ciencia ha logrado establecer con mayor certeza las diferencias de género al momento de pensar, de sentir y de actuar”.

Esta especialista de la Universidad de California, en San Francisco, intenta aclarar esos inexplicables arrebatos de agresividad cuando los hombres manejan un vehículo, su obsesiva fijación con el sexo, fútbol y otros deportes o su apetito insaciable por películas de violencia. O las mejores capacidades comunicativas de ellas, su habilidad para empatizar y leer emociones y su talento para ablandar conflictos. Según Brizendine, no existe opción en estos casos, ya que ellos y ellas están cableados para actuar así.

Continuando con el asunto anteriormente expuesto sobre “the nothing box”, me imagino que posiblemente, alguno o alguna de ustedes se quedó a la espera. En esa investigación de la Escuela de Medicina de Harvard encontró que partes del lóbulo frontal, donde se regulan las funciones de toma de decisiones y resolución de problemas, era proporcionalmente más grande en las mujeres. Así pues se tomaron 3 hombres y 3 mujeres y se les colocaron en una aula Gesell en donde se encontraban 10 personas. Se les pidió a estas personas que expresaran en su cara (gestos) diferentes emociones. Aparentemente las 3 mujeres adivinaron todos las diferentes emociones y los 3 hombres únicamente: El enojo, la felicidad, la tristeza y la ira.

Espero que algún día se llegue a determinar con mucha más certeza que los cerebros son diferentes. Pero por ahora es cuestión de continuar con las recomendaciones para la pareja; y en lo que a mi práctica terapéutica se refiere. Percibo que no se trata de la diferencia de cerebros. ¿Los animales tienen cerebros diferentes al del ser humano? Entonces: ¿por qué en ocasiones ya sea el hombre o la mujer se encuentra mejor en la compañía de su mascota? Que dilema verdad, cuando se analiza esta situación.

La Pareja y la Resolución de Conflictos: Recomendaciones

La base de la comprensión es la aceptación mutua. En ocasiones hay parejas que entran en círculos viciosos donde compiten para que la otra parte piense y actúe igual que él o ella, en la mayoría de los casos hasta imponen sus criterios o amenazan si no se logran los cambios esperados. A continuación enumero tres ejemplos de algunas de las recomendaciones ofrecidas en la terapia Del Consultorio de Psicología para lograr una mejor relación de pareja.

  1. Comprensión: Escuche y ponga atención a su pareja…..
  2. Aceptación: Acepte a su pareja como alguien que tiene su propia personalidad e identidad. Recuerde se ama mas a una persona cuando se le empieza aceptar.
  3. Marque los espacios (límites). Es importante que ninguna de las partes caiga en extremos.

Aún quedan pendientes muchas recomendaciones que aportar que se compartirán durante el proceso terapéutico. En conclusión podría decir que la comprensión es un asunto tanto emocional como intelectual, es lograr empatarse tanto con los pensamientos como con los sentimientos de la pareja, para que su auto-valía aumente. Cuando el sentimiento de valía empiece a propagarse en su relación de pareja, entonces usted ha empezado hacer de la comprensión un estilo de relación. Quedas cordialmente invitado, invitada a compartir tus situaciones.

Fuentes:

         Sex on the Brain (Deborah Blum), The Female Brain (Louann Brizendine), Universidades de California y Nuevo México; tmcnet.com, quazen.com, thedigitalbeat.comClaves para aumentar la comprensión en su relación de pareja:

         El científico español Francisco J. Rubia, científico español, quien en el 2007 publicara “El sexo del cerebro” aseguró que existe un cerebro femenino y un cerebro masculino con una configuración diferente “que determina las capacidades, las conductas y las características de cada sexo”. La obra, editada en “Temas de Hoy” , explica cómo es el sistema nervioso de los dos sexos, sus diferencias y cómo se traducen estas en el terreno de lo práctico.

Deja un comentario