¿Porqué peleo tanto con mi padre o madre?

Cuando eras un niño o una niña, tus padres decidían por ti y controlaban tu vida. Aunque esta situación no se da en todos los hogares, si en la mayoría. Ahora ya eres adolescente, pero en algunas ocasiones tus padre y madre, aún continúan viéndote como el niño o la niña, aunque esto no es correcto, es normal en el bebe humano,  porque los niños y niñas necesitan ese tipo de protección y asistencia, así como ese aprendizaje que les ayudará a, una vez en la adultez a tomar decisiones en su vida.

Cuando creces y eres adolescente, empiezas a querer desarrollar una identidad propia, una identidad que podría ser muy diferente a la de tu padre o madre, y esto es completamente natural que cada persona logre su propia identidad, opiniones, ideas valores y principios sobre la vida, pues este aprendizaje es el que te prepara para la etapa adulta.

Lo que sucede, es que mientras tu vas modificando para convertirte en esa persona, capaz de tomar sus propias decisiones, tus padres comiencen a sentir que te estas alejando, (nido vacío) y en ocasiones y algunos padres y madres, les es difícil adaptarse a esa realidad. Pues apenas están empezando a disfrutar de esa etapa de tu vida y en ocasiones les es difícil acostumbrarse a no verte como el niño o la niña que necesitaba que decidieran por el o ella.

En la mayoría de familias Costarricenses, este proceso de aceptación, suele llevar implícito algunos malentendidos  en la familia.  Tu quieres escuchar tu música, pero tu mamá no entiende, ¿cómo te puede gustar ese tipo de música?,  tu quieres vestirte con pantalones por la cadera, pero tu padre te dice que te pareces a “Cantinflas”, tu quieres pasar tiempo con tus amigas, y tu mamá te dice, que ya no quieres estar cerca de ella, tu prefieres escuchar música y jugar Play con tus amigos, y tu padre no entiendo, ¿cómo no puedes  o no te gusta ir al Volcán con él en bicicleta.? entre otros.

Entonces tu te enojas, pues consideras que tu padre o tu madre no te respeta, no te escucha, no le interesas, e irrespetan tu espacio.  “Es que papi, entra a mi cuarto sin tocar”.  “mami, no respeta mi intimidad, revisa todo lo que tengo en mi habitación”.

Tu madre entonces también se ofusca porque no esta acostumbrada a tocar antes de entrar a tu habitación, tu padre se enoja, porque tampoco está acostumbrado a no tener control sobre ti, además en muchas ocasiones, tanto tu padre como tu madre no están de acuerdo con tus decisiones y pueda que te digan ¿quien te crees que eres? !Tu eres mi hijo, o mi hija y harás lo que yo diga¡

Los y las  adolescentes se enfadan porque consideran que sus padres no los respetan y no les dejan espacio para hacer lo que les gusta, y los padres se enfadan porque no están acostumbrados a no tener el control o porque no están de acuerdo con las decisiones de los adolescentes. Al final todos y todas se enojan.

Es fácil acabar muy dolido o dolida en este tipo de conflictos. Y cuestiones más complejas, como el tipo de amigos que tienes o tu actitud hacia el sexo o salir por las noches, pueden desencadenar discusiones incluso más fuertes, porque tus padres siempre intentarán protegerte y garantizar tu seguridad, independientemente de si tienes 1, 5, 10, 15, 18, 20, 20, 40 o 50 ellos continuarán cuidándote.  Esto es parte de nuestra cultura.  Acuérdate que tus padres también pasaron por las mismas etapas que tu estas pasando ahora, y en la mayoría de los casos pueda que se hagan  una idea de lo que están pasando ustedes.

La buena noticia sobre las discusiones que tienes ahora con tus padres es que en muchas familias este tipo de peleas disminuyen a medida que los padres se van haciendo a la idea de que sus hijos tienen derecho a tener sus propias opiniones, así como una personalidad que puede diferir bastante de las suyas. De todos modos, es posible que tanto tú como tus padres necesiten varios años para adaptarse a los nuevos roles. Mientras tanto, haz un esfuerzo por comunicarte con tus padres lo mejor posible.

A veces te parecerá imposible, como si tus padres no fueran capaces de entender tu punto de vista y nunca fueran a cambiar. Pero el hecho de hablar y expresar educadamente e inteligentemente (asertividad y empatía)  tus opiniones puede ayudarte a ganarte el respeto de ellos, y podrán llegar a acuerdos satisfactorios para ambas partes. Por ejemplo, si decides ayudar a tu madre con los quehaceres de la casa y que ella te permita que llegues una hora más tarde después de la reunión con tus amigas, tanto tu como tu madre saldrán ganando.  Si tu padre te dice que le ayudes a contar el césped que ha crecido mucho, y te permitirá que invites a tus amigos o que vayas a casa de ellos a jugar Play,  X-Box, entre otros, tanto tu como él saldrán ganando. A

Si crees que necesitan ayuda en este aspecto, con mucho gusto puedo brindártela.

Un abrazo.

Bibliografía

  • Caballo, V. (1993). Manual de evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales.  Manuales Psicología. España. Editorial: Siglo XXI, S. A.
  • Caballo,V. (1995). Manual de tecnicas de terapia y modificacion de conducta. España. Editorial: Siglo XXI
  • Caballo (1988). Teoría, evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Valencia. Editorial: Promolibro.
  • Caballo, V; Simon, M. (2009). Manual de Psicología Clínica Infantil y del Adolescente.  Trastornos específicos), Madrid. Editorial: Pirámide.

2 respuestas a ¿Porqué peleo tanto con mi padre o madre?

  1. Pingback: JimeE KILLERA.!

Deja un comentario