Los y las adolescentes en Costa Rica y las cinco mentes del futuro.

Durante mi práctica psicológica, he asistido a varias escuelas, colegios y universidades en Costa Rica y he encontrado con asombro, que en la mayoría, para no decir que en todas, tope con que muchos de los y las estudiantes no tenían ni la menor clave sobre habilidades sociales, mucho menos sobre las inteligencias múltiples e inteligencia emocional.  No les voy a negar que sentí demasiada “pena” sobre esta situación, ustedes pueden interpretar  la palabra “pena” como quieran que posiblemente estén en lo correcto de cualquier manera.

Las inteligencias múltiples se podría decir, que es un grupo de  capacidades o habilidades que predominan en una persona.  Para la psicología, las inteligencias múltiples son de suma importancia; por lo que un conocido psicólogo llamado Howard Gardner, quien  ha trabajado en inteligencia, desarrolló el concepto de inteligencias múltiples hace un tiempo. En unas conferencias en Ginebra en el 2008 expuso sus ideas sobre las mentes del futuro, (en su libro, Las  Cinco Mentes Del Futuro) una exposición sobre las políticas educativas necesarias cuyo eje central lo quisiera compartir con ustedes y resumo aquí:

Mi sugerencia esta en un punto intermedio entre lo importante y lo necesario.  En el sentido que las mentes del futuro, son competencias  importantes que necesitan nuestros adolescentes y la sociedad en este siglo.  Lo necesario; y  lo que es acertado que la educación en Costa Rica empiece a incorporar en sus aulas. Claro que mi interés primordial es la psicología,  aunque en este momento hablo desde la perspectiva del desarrollo educacional, por tal motivo expongo cinco mentes que sería muy conveniente se pudiesen desarrollar en nuestros  y nuestras adolescentes.

Los y las adolescentes en Costa Rica y las cinco mentes del futuro.

1. La mente disciplinada:

Una mente basada en  una práctica constante que domine los principales estilos de pensamiento, y que logre ser  experto o experta  en algo (o  acabará trabajando para un experto por un bajo sueldo). Esto está en clara oposición al estudio de hechos, de información. Una mente disciplinada facilita el  darle sentido a los sucesos y novedades que genera el mundo actual (sea bueno o malo) además que facilita la toma de decisiones argumentadas sobre cómo enfocar los asuntos importantes. Un ejemplo de la mente mal disciplinada (hiper) es cuando la gente ve todo a través de una única disciplina:

2. La mente resoluta:

La mente resoluta se da cuenta de que hoy en día, de que la gente está inundada de información. Hay que decidir a qué prestar atención y qué ignorar. Además, no se tiene que poder combinar la información de manera coherente, que tenga sentido para una, y que pueda ser transmisible a otros.  En una de las charlas que Gardner ha dado al respecto, un docente entre el público levantó la mano y preguntó: “¿No es acaso sintetizar lo que han hecho los profesores desde siempre?”. “Creo, al igual que usted, que hemos estado en el negocio de sintetizar por años, pero no nos hemos dado cuenta ni nos hemos puesto a pensar de lo importante que es y de cómo podemos ayudar a otras personas a convertirse en mejores sintetizadores”, contestó.

3. La mente creativa:

La mente creativa es encarna en las personas creativas.  Según Gardner (2007) esta mente está personificada por Einstein en las ciencias; y por Virginia Woolf en las Artes.  Las personas creativas, son las que generan cosas nuevas que finalmente son aceptadas. Si una idea o un producto son aceptados demasiado fáciles, no es creativo, y si no se acepta, es sólo un ejemplo falso. La aceptación puede suceder rápidamente o puede tomar un largo tiempo.  Una persona no logra ser creativa a menos que haya dominado al menos una disciplina, arte u oficio. Y la ciencia cognitiva  enseña que, en promedio, se tardan unos diez años (o 10.000 horas de “vuelo”). No se puede “pensar fuera de la caja” (think out of the box) a menos que tengas una caja.

Gardner escribe que las personas que son creativas toman oportunidades, asumen riesgos, no tienen miedo a caerse y son ellas mismas las que se levantan y se preguntan: ¿qué puedo aprender de esto?.

Dice que muchas veces le han preguntado cómo hacer para que las personas sean creativas. Su respuesta es siempre la misma: “Es mucho más fácil prevenir que alguien sea creativo, a hacer que alguien lo sea”. ¿Cómo se previene?, se pregunta: “diciéndoles a los niños, a los jóvenes, que hay sólo una respuesta correcta y al castigar al estudiante si es que contesta la respuesta incorrecta. Eso no fomentará la creatividad”.  Las personas creativas, dice, cambian con sus trabajos la forma de pensar y de actuar de quienes los rodean.

En primer lugar, la personalidad y el temperamento son al menos tan importantes como las facultades cognoscitivas. Segundo: La gente piensa en la creatividad como una propiedad de la persona (“Yo soy creativa”). Pero el criterio definitivo es si, a largo plazo, las personas creadoras cambian la forma en que otras personas piensan y se comportan. Por lo tanto, la mala noticia es que se puede morir sin saber que se es creativo, pero la buena noticia es que la persona nunca sabrá a ciencia cierta que no lo es.

Los y las adolescentes en Costa Rica y las cinco mentes del futuro.

4. La mente asertiva:

La mente asertiva es muy fácil de explicar, pero eso no significa que sea fácil de lograr. La mente asertiva es ni más ni menos  lo que dio origen a la Sociedad de Naciones y las Naciones Unidas. Es reconocer que el mundo se compone de personas que se ven diferentes, piensan diferente, tienen distintas creencias y sistemas de valores, y que ya no se puede ser insociables y vivir en completo aislamiento.

Gardner señala  que en esta mentalidad, la misión más grande recae en los y las  educadores, puesto que si se pretende enseñar a personas a que respeten a su prójimo, se deben proveer modelos y ofrecer una educación que fomente una postura favorable al respecto. Ello, sobre todo, cuando el poder de las relaciones es asimétrico.En el mundo complejo en el que vivimos, dice el psicólogo, deberíamos, siempre que sea posible, dar prioridad al respeto por esas personas que tienen un origen y creencias distintas a nosotros, y esperar que ellas devuelvan la misma actitud.

5. La mente ética:

La mente ética implica un alto nivel de meditación. No en términos de cuáles son mis derechos, sino de cuáles son mis responsabilidades como ciudadano y ciudadana, como trabajador y trabajadora  dentro del contexto escolar.  La mente ética reflexiona sobre los diferentes roles se cumplen y sobre las formas adecuadas para cumplir con esos roles y trata (no siempre con éxito, pero al menos lo intenta), de cumplir con esas responsabilidades, tratando de llevar a cabo lo que se llama un trabajo con significado y una vida con sentido. No se centra tanto en el próximo premio, sino en el largo plazo: qué tipo de seres humanos queremos ser y qué tipo de mundo queremos para vivir.

Bibliografía

  • Gardner, H. (1983)  Inteligencias múltiples. Barcelona. Editorial Paidós
  • Gardner, H. (1999) Intelligence Reframed: Multiple Intelligences for the 21st Century.
  • Gardner. H. (2007) Las Cinco Mentes Del Futuro.  Barcelona.  Editorial Paidós.
  • Klein, Perry, D. (1997) Multiplying the problems of intelligence by eight: A critique of Gardner’s theory, Canadian Journal of Education, 22(4), 377-394.
  • Klein, Perry, D. (1998) A response to Howard Gardner: Fiability, empirical evidence, and pedagogical usefulness in educational psychology Canadian Journal of Education, 23(1), 103-112.

 

Deja un comentario