¿Cómo hago para comunicarme con mis padres?

Me gustaría que regresaras al tiempo cuando eras un niño o niña, empieza por la etapa que más fácil llegue a tu mente. Cuando tenías esa edad, tus padres eran las primeras personas con quienes compartías las buenas noticias y también tus problemas. ¿Qué pasó? ¿Por qué antes te era tan fácil hablar con ellos y ahora callas, te molestas y les evitas.?

Durante los cambios de la vida, no solo madura tu cuerpo, tu mente también madura, y ese desarrollo influye en toda tu personalidad.  Todas estas situaciones se encuentran relacionadas con los procesos de formación de una identidad única y de los intereses que te convertirán en una persona adulta, con niveles altos de autonomía y autoestima.

Claro está, ahora tu eres una persona segura de ti misma, por lo que, confías mucho más en tu habilidad para tomar decisiones y resolver tus propios problemas, aún existe la posibilidad que tanto tu padre como tu madre, te sigan considerando un niño o niña.

Es muy importante que la persona adolescente empiece a separarse poco a poco de sus padres, pero esta disociación  es importante que se vaya dando poco a poco de una manera equilibrada, ya que esta etapa (adolescencia) es una etapa con las que ustedes cuentan con mayores conflictos. Tanto intrapersonales como interpersonales, así como entre la familia.

Imagínate que es tu primera cita, y te empiezan a sudar las manos, tienes miedo e inseguridad.  ¿No crees que te haría bien una cuantas palabras de ánimo ya sea de tu madre o madre?

Pasaste el examen de la U., estas orgulloso(a) de ti, y estás deseando salir corriendo, donde nadie te vea y llamar a tu padre o madre para informarles sobre ese gran éxito.

Tu primer amor te plantó, estas triste y no sabes que hacer ¿Quién es la primera persona que te viene a la mente, con la cual puedes contar, y sabes que posiblemente no se burlará de ti?.

Comprendo que en algunas situaciones no estés de acuerdo con ellos, yo tampoco lo estuve por mucho tiempo y hubo ocasiones en que me hubiese gustado mucho expresar mis opiniones y no lo hice por miedo a tener problemas.

Estas situaciones pueden llegar a confundirte más de lo que podrías está en esta etapa de la adolescencia, entonces que esperas, ¿como vas a lograr decir lo que quieres, sientes, piensas y crees si no actúas?

Permite a tu padre, madre que te escuche, empieza a dar pie a esos canales de comunicación.  Y no te digas “bah, a mi papá y a mi mamá les cuesta mucho expresarse”.  No estoy diciéndoles a ellos que se expresen, te estoy diciendo a ti, empieza tu primero y veras como caen como efecto dominó.

Empieza por hablarles desde tus sentimientos y emociones, luego sobre lo que tu quieres y piensas y así sucesivamente, escúchales a ellos también, respeta su realidad y comienza a pedir el mismo respeto para la tuya, no tienes que aceptar la realidad de ellos, solamente respetarla.

Abre los conductos de la comunicación tanto la verbal como la no verbal.  Así como a ti te gusta que ellos se interesen por tus actividades, a tus padres también les gustaría que tu te interesaras por ellos.  Pregúntales de vez en cuando: ¿Cómo están?, ¿cómo se ha sentido últimamente?, ¿cómo le fue en su día?, ¿Qué hizo diferente a otros días? Entre muchísimas otros.

Muchas veces, tu papá y tu mamá no es que quieran inmiscuirse en tus asuntos, solamente necesitan estar informados.  En ocasiones con sólo un “mamá, voy a salir con mis amigos y el lugar queda un poco lejos,  me gustaría quedarme a dormir en lugar de venirme un poco tarde.¿que crees?

Claro, existirán muchas veces en que, tanto tu madre como tu padre podrían decirte, no te preocupes, nosotros te recogeremos, también podría ser aceptable.  Es cuestión de ponerse de acuerdo para que tanto tu padre, madre, como tu mantengan una relación de familia funcional y armoniosa, no estoy diciendo que no se den desacuerdos, pero que sólo sean eso desacuerdos.

Existen ocasiones en que la falta de comunicación puede desembocar en situaciones más grandes, muchas veces los hijos e hijas pueden percibir que su padre intenta presionarle, pero puede ser que su padre solamente esté sinceramente interesado en las actividades y desee demostrarle que le apoya si pensar que tu encuentres agobiantes sus preguntas.

Una forma para evitar que tu padre o madre te haga muchas preguntas es que tu les informe sobre tus actividades, antes de que ellos te pregunten.  Es importante que recuerdes, tanto más informados esté tu madre y padre sobre lo que haces, aunque sea sobre lo menos irrelevante para ti, menos te preguntaran.  Otra ventaja que tiene esta clase de comunicación, es que día a día se darán cuenta de la madurez y responsabilidad con las que cuentas  para tomar decisiones adecuadas.

Es importante que tengas tolerancia y postergues la gratificación, no te estoy diciendo que es fácil, habrán momentos en que te sentirás frustrado y desesperanzada,  y pueda que caigas, pero lo importante es que te levantes y continúes, también tu padre y tu madre en ocasiones quisieron tirar la toalla, y ahí están junto a ti, aún hoy en día.

Si aún te es difícil comunicarte con tus padres, habla con ellos y pídeles que te den la oportunidad de buscar ayuda.  Aquí en el Consultorio de Psicología estamos para servirte.

Un abrazo.

Bibliografía

  • Caballo, V. (1993). Manual de evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales.  Manuales Psicología. España. Editorial: Siglo XXI, S. A.
  • Caballo,V. (1995). Manual de técnicas de terapia y modificación de conducta. España. Editorial: Siglo XXI
  • Caballo (1988). Teoría, evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Valencia. Editorial: Promolibro.
  • Caballo, V; Simón, M. (2009). Manual de Psicología Clínica Infantil y del Adolescente.  Trastornos específicos), Madrid. Editorial: Pirámide.

Deja un comentario